La importancia del Onboarding: claves para un proceso efectivo desde el primer día

Contenido elaborado por Wetak

El onboarding es una etapa crucial en la incorporación de nuevos empleados a una empresa. Desde el primer día, las acciones tomadas pueden influir significativamente en la percepción del empleado sobre la empresa, así como su nivel de compromiso y fidelización a largo plazo. Estas son las ideas clave a las que han llegado varios representantes de RRHH de diferentes empresas nacionales para conseguir un proceso eficaz de onboarding.

Superar barreras generacionales e idiomáticas

En la era digital, una de las mayores barreras en los procesos de onboarding, es la generacional. Los trabajadores más jóvenes pueden adaptarse rápidamente a las herramientas digitales, mientras que aquellos de generaciones mayores pueden necesitar más tiempo y apoyo para familiarizarse con estas tecnologías.

Por otro lado, la barrera idiomática es especialmente relevante en empresas con una presencia global y diversa, que puede generar desafíos en la comunicación y comprensión de los procesos y políticas de la empresa. Adaptar el contenido del onboarding a diferentes idiomas y culturas no solo es una cuestión de eficiencia, sino también de respeto y acogida hacia los nuevos empleados.

Colaboración transversal

El éxito del onboarding no recae únicamente en el departamento de RRHH. La colaboración de distintos departamentos es esencial, ya que los nuevos empleados comprenden mejor sus roles y responsabilidades. Aunque al principio algunos departamentos pueden ser reticentes a involucrarse, una vez que observan los beneficios, como la reducción de trabajo y aclaración de dudas, suelen convertirse en participantes activos.

Etapas: del preboarding a la fidelización

El proceso de onboarding comienza antes del primer día del nuevo empleado. Durante la fase de reclutamiento y preboarding, la empresa debe empezar a transmitir su imagen y valores. Es recomendable que RRHH haga una llamada al futuro empleado para generar confianza. Esta llamada ayuda a aclarar dudas y consigue que el empleado se sienta bienvenido y valorado incluso antes de su llegada.

En su primer día es vital que los managers transmitan la cultura de la empresa. No obstante, la fidelización del talento es un reto continuo.

Una herramienta eficaz para medir el grado de fidelización son las encuestas de clima laboral, sin embargo, la brecha digital puede dificultar la participación. Para solucionar esto, algunas empresas han implementado códigos QR y creado salas de descanso o formación. Los códigos QR permiten que cualquier persona acceda desde su dispositivo móvil a las encuestas y las rellene. Las salas ofrecen un lugar donde los empleados pueden usar dispositivos propios de la organización para evaluar los procesos de onboarding.